Almas Grises

Les âmes grises, las almas grises, grey souls.

Caroline, Caroline – Bourvil paroles

It dosen’t matter, cualquier idioma puede describir ese estado de cosas, ese tipo de personas a quienes les rodea una suerte de tristeza extrema, ya sea por un hecho traumatico, ya sea por su podredumbre espiritual.

dsc_8243

Ambientada en una pequeña aldea francesa cercana a uno de los frentes de la I Guerra Mundial, Philippe Claudel nos describe cómo son los habitantes de ésta.  No nos referimos a que describa un suceso que aconteció en 1917… que también, sino que a propósito de éste, el narrador aprovecha para contar la historia de su gente.

Todo ello requiere un meticuloso trabajo de observación y por ello, deducimos que no cualquiera puede hacer tal cosa, por lo que… el narrador tiene sus motivos personales para contar lo que nos va a contar. Poco a poco, página a página, nos damos cuenta que no se trata de una novela negra, de un thriller donde unos policías deben solucionar un caso de asesinato (que también). Almas grises procura explicar lo que tal acontecimiento puede provocar en las vidas de la gente de un pequeño pueblecito.

Enmarcado en un ambiente claramente bélico, el autor nos transmite la sensación de apatía y de melancolía que tan presente estuvo en la guerra. (Hablo desde mi total ignorancia ante éstos sentimientos, pues por suerte no he tenido que sufrirlo, al menos no la guerra física y brutal, al menos no la I GM, por lo que no puedo más que indagaren tales sentimientos). Lo que brinda la novela es un ambiente donde la muerte estaba muy presente, de hecho, la aldea estaba rodeada de muerte, de bombas, sangre y destrucción… y aún así no hay más que alusiones a ese estado de angustia y opresión total.

Cada día, sin ni siquiera darnos cuenta, matamos a mucha gente, de pensamiento y de palabra. Bien mirado, al lado de todos ésos crímenes abstractos, los asesinatos reales son escasos. El equilibrio entre nuestros deseos culpables y la realidad absoluta sólo se da en las guerras.

A pesar de todo ello, la historia relata mucho más, pues se centra en las vidas de los vecinos de dicha aldea, en especial, de Pierre-Ange Destinant. Podría decirse que es la alma gris por antonomasia del relato, pero no por ello debe menospreciarse el drama subyacente a todos los demás personajes, pues el pueblo entero esta compuesto de almas grises.

dsc_8242

El lector puede darse cuenta de ello a medida que lee los recuerdos del narrador, quien en unos cuadernos escribe todo aquello que recuerda de esos viejos tiempos. Podría decirse y de hecho es así, que toda la novela es un acto de redención hacia su propia alma gris. un diálogo con los que ya perecieron pero que una vez fueron, un dialogo con la muerte y consigo mismo.

toda mi vida se resume en ese diálogo con unos cuantos muertos. Eso ha bastado para que siguiera viviendo, esperando el fin.

Todos tenemos nuestro lado gris, queramos o no exteriorizarlo. Quien más o quien menos tiene secretos que esconder, sean buenos o malos, nunca somos transparentes a otro, aunque lo queramos, siempre habrá algo que se nos escape. Además, no todos los grises son iguales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s