Dos Vidas

Dos Vidas son las que narra Vikram Seth en ésta novela. Dos. Las de sus tíos Shanti y Henny.

Kevin Johansen – Desde que te perdí

   Él era de la India, pero emigró para cursas sus estudios de odontología en Alemania, donde conoció a Henny, una alemana judía que posteriormente tuvo que emigrar a Londres a causa de la Segunda Guerra Mundial. Fue allí donde Shant, tío de Vikram, y Henny, se reencontraron.

   Aunque cabe esperar una historia de amor “imposible” o dificultosa, donde Shanti fue destinado a la guerra contra los nazis, como dentista del Reino Unido, donde Henny, refugiada alemana lucha por ganarse un sueldo que le permita vivir en Londres… no es del todo lo que nos encontramos a medida que leemos esta pequeña biografía.

DSC_7909

Shanti y Henny se conocieron en Alemania y, desde entonces, ambos gozaban del mismo círculo de amistades. Pero por aquel entonces, Henny era cortejada por un tal Hans, amigo también de Shanti. A todo esto, con la guerra, Hans y Henny se separaron, y éste emprendió otros caminos que se alejaban cada vez más de su “amada”. Aunque nunca dejó de profesarle su amor en las cartas que tan amablemente Vikram nos transcribe en el libro, Hans se casó con otra persona en Alemania.

   Con un riguroso historicismo, Seth trascribe toda la correspondencia que hay entre Shanti y Henny, entre Henny y sus -cada vez más escasas- amistades alemanas, entre Shanti y su familia en la India, entre el propio Vikram y sus tíos en Londres.

   Igual de riguroso es el análisis y las aportaciones que hace acerca de la historia del Holocausto, todo lo cual es muy interesante y permite al lector formarse un marco teórico muy completo de las circunstancias vitales de cada uno de los personajes.

La suya era una camaradería basada en la confianza mutua más que en las confidencias.

Compartían una fe en las aptitudes, el carácter y el amor del otro. Es posible que no fuera una pasión correspondida, pero sí se preocuparon el uno del otro, mucho y hasta el último momento. Ante el acoso de la vida, aislados en el mundo, fueron el uno para el otro un refugio fuerte y seguro.

DSC_7906

Está claro que no se trata de una historia de amor romántico, pero sí de ése amor nacido de la amistad y el respeto mutuo. Cada uno encontró en el otro ese compañero para toda la vida.

  Por otro lado, la lectura se me hizo muy lenta y pesada. Me esperaba otra cosa, no sé muy bien el que, pero está claro que no lo encontré…. Tanta minuciosidad respecto a la transcripción de las cartas, tantos datos sobre el Holocausto, sobre la Segunda Guerra Mundial… sobre odontología… la verdad es que me saturaron en seguida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s