Antígona. No nací para compartir el odio sino el amor

En lo inminente, en lo porvenir y en lo pasado, tendrá vigencia ésta ley: en la vida de los hombres, ninguno se arrastra -al menos por largo tiempo- sin ceguera.

   Y es la ceguera lo que guía éste relato sofocliano, la ceguera de Creonte en la prohibición de sepultura de Polínices, hermano de Antígona. La ley escrita, el Estado, encarnado en el hombre, pasa por encima de lo divino, de la ley no escrita, de lo eterno, para proclamar su fuerza indiscutible ante el pueblo.

DSC_7965

    Si bien la mayoría de las personas saben de qué trata Antígona, creo que pocos son los que han hecho el esfuerzo de leerla. En mi caso, aunque un poco tarde, he dado el paso, sin esfuerzo alguno, pues se trata de una obra de amena lectura y de intensa profundidad filosófica. No destriparé la oportunidad de leerla a quien todavía no lo haya hecho, por lo que hablaré de los personajes como si ya hubiera resumido el argumento.

Sia – unstoppable

   Se considera a Sófocles, dicen los entendidos, como el autor más equilibrado en lo expresivo, pues carece del pesado simbolismo de Esquilo y del realismo teórico de Eurípides. En ésta tragedia, Antígona, se introducen más actores, lo que complican notablemente la trama realzando el contraste entre los distintos personajes. Y bien distintos que son, pues entre ellos se encarniza una lucha entre formas de ser. Como es comprensible, cuando dos formas de ser chocan, la explosión se oye en todos los ámbitos que rodean al ser en cuestión. En este caso la lucha acaba estableciéndose entre los imperativos humanos, es decir, la ley escrita, efímera donde las haya y los imperativos divinos, leyes no escritas que son las costumbres, normas eternas e inviolables.

   Vemos en Creonte al hombre, cuyo deber es para con la comunidad que gobierna, para con el pueblo de Tebas, por lo que ve inconcebible sepultar correctamente y con los debidos respetos a todo aquél quien alce las armas contra la ciudad. Pero Antígona, la mujer, es la que vela por el interés de la familia, apelando a los dioses inferiores del Hades, los interiores del sentimiento, del amor, de la sangre… Vemos pues que otra dimensión de la lucha abarca lo que es la luz con la oscuridad, la visión con la ceguera, la vigilia con el sueño. no en vano son los temas clave, por excelencia, de la literatura arcaica.

fondo

   Los dioses de Sófocles no proporcionan consuelo alguno al ser humano, concibiéndolo como un ser expuesto y abandonado Solitarios, desarraigados y rechazados, así es como se presentan los distintos componentes de éste relato. De golpe y sin previo aviso el designio divino sale a su encuentro, perdiendo así si pertenencia al entorno, ajenos, abandonados y traicionados. Lo único a lo que les queda aferrarse es a la humildad “reflexiva”, es decir, la prudencia, el más preciado don del hombre.

HEMÓN: – No te habitúes, pues, a pensar de una manera única, absoluta, que lo que tu dices -mas no otra cosa- esto es lo cierto.

Para un hombre, al menos si es prudente, no es nada vergonzoso ni aprender mucho ni no mostrarse en exceso intransigente.

Aunque muchos de los razonamientos y profundidades de la obra se escapan en este post, pues no está en mi idea original escribir reflexiones muy largas, dejo algunos temas para que sean tratados a propósito de otras lecturas.

Para finalizar, a mi parecer he leído, una vez más, una suerte de dialéctica hegeliana, donde tésis (+, Creonte) topa con su antítesis (-, Antígona) para terminar en una síntesis. Pero ésta síntesis deja un regusto amargo lleno de matices, una síntesis derrotada por su propio sino, por el propio ritmo de los acontecimientos.

Anuncios

3 pensamientos en “Antígona. No nací para compartir el odio sino el amor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s