El Perfume

   Desde el día en que nació, Jean-Baptiste Grenouille estaba destinado a hacer grandes cosas. Una infancia terrible, de casa de acogida en casa de acogida, nadie quería hacerse cargo de él por su peculiaridad innata. No desprendía olor alguno, un hecho que a los humanos nos inquieta sin saber por qué, pues no llegamos a percatarnos de tal cosa … pues no la podemos ver.

   A una tierna edad se da cuenta de su mayor cualidad, que es la capacidad de oler todo tipo de ser, viviente o no, a kilómetros de distancia.

El Perfume BSO

   Con la firme intención de explotar su única cualidad excelente, Grenouille lucha a lo largo de la novela para ser un maestro perfumista. Empezando como lo que podría llamarse un esclavo, claro está, el protagonista escala posiciones hasta llegar a Grasse, donde aprende cómo se pueden atrapar las esencias de las cosas. De objetos y de personas.

DSC_7857

   Como buena historia “heroica”, el personaje en cuestión pasa un tiempo de… “retiro espiritual” en una cueva en lo alto de una montaña. Es allí donde recibe su revelación, su iluminación divina. De echo no es divina como tal pues de ésta revelación nace el Gran Grenouille, destinado a encontrar su propio olor. con ésta disposición se aventura a su último viaje educativo hacia Grasse, donde aprenderá lo más valioso tanto de él como de su profesión.

   Hasta aquí y a grandes rasgos se ha perfilado la vida de lo que comúnmente conocemos como héroe. Niño pobre que nace en lo más bajo del mundo, con serias dificultades para abrirse paso hacia lo que es su meta en la vida. Dotado de capacidades excepcionales ha sido llamado (provenga de donde sea ése llamamiento) para un acontecimiento importante que revolucionará el mundo. Un héroe, un antihéroe o un villano, todos ellos son una especie de mesías en el mundo en el que viven.

    Lo particular de éste caso es que combina la historia de un héroe, con la del antihéroe, pues su facultad más excelente es la olfativa, una de las consideradas “menores” por el gran maestro Platón, y que muchas veces menos-tenemos en nuestra vida cotidiana. Por supuesto, y como el título indica, deberíamos hablar al final de un villano en toda regla, pues es la “historia de un asesino”.

DSC_7862

   El ritmo de la historia se presenta, a mi parecer, un poco denso en cuanto a las descripciones se refiere, pero por otra parte es lo que al principio me fascinó. Las primeras páginas me parecen una delicia de descripciones olfativas que te llevan al corazón más íntimo de París. Y ésa sensación de olores, temores, deseos, ansias, asco, odio, amor… no deja de perseguir al lector en toda la novela. no en vano, Grenouille

Posee el insuperable poder de inspirar amor en los seres humanos; puede aparecer como un Dios ante el mundo.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s