la insoportable levedad del ser

Milan Kundera, un autor de esos que apuntas en la libreta de pendientes y, cuando decides leer una de sus obras, piensas

¿cómo y por qué tardé tanto tiempo en dar el paso?

   Son esas notas que te alegran el día, pero al tratarse de un libro, es algo que te quedará siempre en la memoria, por ello la nota es de esas que te alegran la vida.

Band of Horses – The Funeral

  Bien podría tratarse de una novela romántica entre tantas, la historia de amor entre Teresa y Tomás. El conocerse, el enamorarse, los celos, lo oculto…

Hay también un trasfondo social a tener en cuenta, el de Checoslovaquia en 1968 y su República Socialista.

DSC_7953

Pero lo que a mi parecer hallamos en la novela es una historia de amor a todos los niveles.

De amor y desamor.

De las personas, del ser humanos, con él y con los que le rodean. Ya sea de forma explícita o no, múltiples referencias a filósofos hacen reflexionar sobre ésta peculiar relación que tenemos con nosotros mismos y con la sociedad de la que formamos parte.

Nietzsche y el eterno retorno, donde los instantes se repiten infinitas veces, clavándonos así en la eternidad y descansando, sobre cada gesto, el peso de una insoportable responsabilidad.

El tema de la casualidad, la que llevó a Teresa y a Tomás a encontrarse.

Pues sólo la casualidad puede aparecer ante nosotros como un mensaje. Lo que ocurre necesariamente, lo esperado, lo que se repite todos los días, es mudo. Sólo la casualidad nos habla.

   Aristóteles, Parménides y su levedad, Kant y el idealismo de Platón y el de Hegel

Quien gritaba era el propio idealismo ingenuo de su amor que quería ser la superación de todas las contradicciones, la superación de la dualidad entre el cuerpo y el alma y quien sabe si la superación del tiempo.

  No voy a esconder mi afinidad y atracción por la estética filosóficamente hablando y es por ello que he reparado en el primer motor (si se me permite el guiño), lo que mueve la historia y por ende a los personajes, es la belleza.

DSC_7949

Es ella, la belleza, la que lleva al ser humano a convertir un acontecimiento casual en un motivo que pasa a formar parte de la composición de su vida. Eternamente retornará a él, quizás con alguna variación, pero lo que es indudable es que, una vez la belleza entra, el ser humano compondrá su vida según sus leyes.

Una de las relaciones de amor-desamor es la que existe entre nuestro cuerpo y nuestra alma. Tal dicotomía, tal confrontación se puede apreciar sin lugar a dudas en  Teresa. Más allá de lo estético pero a propósito de ello, Teresa busca en el espejo esa alma escondida bajo la piel y siente que sólo con Tomás aflora toda ella.

   El hombre nunca puede saber qué debe querer, porque vive sólo una vida y no tiene modo de compararla en sus vidas posteriores. El hombre lo vive todo a la primera y sin preparación (sin eterno retorno).

Anuncios

Un pensamiento en “la insoportable levedad del ser

  1. Muy interesante esta resena! (Perdona, pero en esta notebook no tengo e/e y no sé cómo escribir bien!) Qué lindas las fotos con el loguito! Bss 😀

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s