a bordo de un barco voy, pim pim

​     Arundhati Roy (Shillong, 1961) de 53 años, es la autora de El Dios de las Pequeñas Cosas, hasta el momento su única novela que además ganó el Premio Booker en 1997.

    Se trata de una novela semiautobiográfica, en la que narra la historia de una familia india de Kerala, Ayemenem. Estha y Rahel, los gemelos heterocigóticos que nacieron en 1969 tienen ya siete años y son sus ojos los que van captando la vida que les rodea; las Pequeñas Cosas que suceden dentro y fuera de ellos. Mientras que la historia sigue un orden cronológico de los acontecimientos, hay rupturas temporales que mezclan pasado y presente, pero asimismo hay un tiempo que queda fijo y parece ser inalterable, a saber, el mundo de los pensamientos, el subconsciente de los gemelos. Gracias a esta mezcla podemos hacernos una idea del momento histórico real en el que está ambientada la novela: el comunismo, el sistema de castas y el cristianismo sirio-ortodoxo.

April March – Chick Habit

DSC_7788

​ “El tiempo pasa y la historia avanza, los gemelos se reencuentran a los 31 años de vida,

<< No son viejos.

Ni jóvenes.

Pero tienen ya una edad en que la muerte es un hecho posible . >> ”

   Sobre el argumento, poco más hay que decir, una familia, tres generaciones, una historia en común.
La Historia.

   La autora ha sido compara con Gabriel García Márquez y con Salman Rushdie por el realismo mágico que comparten todas sus novelas. Desde mi ignorancia respecto a la narrativa de ambos autores, el primero leído, el segundo prácticamente desconocido, no puedo sino alabar el ritmo narrativo de la novela que he leído.

elephants

Su estética.

<< Era una urgencia subliminal de destrozar lo que no se puede someter ni deificar. Las Necesidades de los Hombres>>.

Sus imágenes al recordar los momentos narrados.

Sus puntos y aparte.

Sus mayúsculas y minúsculas tan bien dispuestas.

Sus canciones a medio escribir.

<<Pequeño hombrecito soy. A bordo de un barco voy. (pim-pim).>>

Su Tiempo.

      ¿El realismo mágico? Poco sé de él a niveles técnicos, pues mucho me queda aún por aprender y por apreciar, pero lo poco que he investigado me ha absorbido por completo.

Mostrar lo irreal y lo extraño como algo cotidiano y común.
Querer expresar las emociones, más allá de suscitarlas.

   La sensación final de no poder explicar lo que he sentido al leer la novela es una muestra más de hasta qué punto éste movimiento literario (realismo mágico), bien realizado en una novela, puede calar hondo en la mente del lector. Es la sensación de haber aprendido una nueva actitud ante la realidad que nos rodea. La que les rodea a los gemelos.

Anuncios

2 pensamientos en “a bordo de un barco voy, pim pim

  1. Pingback: a bordo de un barco voy, pim pim | babilonia books

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s